McIntosh-1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

McIntosh D-100

No puedo dejar pasar la ocasión de escribir unas líneas en esta página sobre mis impresiones del previo-Dac McIntosh D-100 adquirido recientemente como complemento a mi amplificador integrado MA 6900 y reproductor de cd MCD 201.

Mi adquisición estaba enfocada en poder reproducir archivos musicales de alta calidad desde mi PC y mejorar la fuente digital dejándola solamente como transporte.

Después de muchas pruebas de escucha me atrevo a decir que este aparato está fabricado y diseñado para ESCUCHAR música. Si parece de risa mi conclusión pero es así. La mayoría de los audiófilos no se dedican a escuchar música sino a analizar el sonido que sale reproducido del equipo olvidándose del mayor motivo por el cual escuchamos música, (EMOCION). Pues bien de eso sabe muy bien este Dac  ; de sentimientos. Yo desde que lo tengo ya no uso el mando a distancia porque soy incapaz de pasar a la siguiente canción.

Su sonido es cálido, voluptuoso y con una gran profundidad, libre de asperezas y con unos agudos cristalinos y al mismo tiempo dulce.  Pero repito lo que más me ha impresionado ha sido la capacidad de generar emoción que tiene el cacharrito.

Me ha mejorado ostensiblemente la fuente digital y con los archivos de 192khz hay una gran diferencia.

Pero eso no es todo, lo que no me esperaba es encontrarme con el mejor previo de auriculares que tengo en casa, y tengo varios, y bastante caros tanto a transistores como a válvulas, nunca había escuchado mis Grado PS500 con tanta calidad y tanto realismo. Ha sido un regalo adicional que no me esperaba.

Conclusión, McIntosh sigue poniéndole alma a todos los aparatos que salen por la puerta de su casa para llenar de ilusión y emoción a todo aficionado que lo consigue meter en la suya.

Saludos

P.P.C.

McIntosh Conjunto

Influenciado por mi padre, me gustó la música desde muy pequeño. Era áun muy joven cuando me enamoraba de los auriculares. Siempre fue mi objetivo disponer de una habitación solo para mí y para la música.

Después de  años y años de luchar y ahorrar, por fin tengo ya tiempo y dinero para realizar mi sueño. Después de un año de trabajo y reforma he terminado una habitación en mi garaje que tiene total 40 m2.

Era el tiempo para rellenar cosas para mi habitación de sueño, y por fortuna me  encuentro con Lyric Audio Elite S.L. y el Sr. Francisco. Envié un email preguntadole cual puede ser lo más adecuado para mi instalación. Francisco me ha recomendó el McIntosh MC275 juntos con el previo C 2600. Luego, para mis colecciones de vinilos, he elegido el plato McIntosh MT5 más la cápsula Clearaudio Maestro V2 , juntos con un par de altavoz de la mejor que creo y de verdad que es: la Opera Grand Callas. Por el último parte para rematar mi conjunto, Francisco me ha recomendado el Ansuz X-TC fuente de alimentación, y cables de enchufe de Clearaudio. Fué totalmente un gran regalo para mi mismo en la festividad de los Reyes Magos 2018.

Busco un disco de vinilo, con las canciones que más me gustan, junto con una copa de vino. Pongo en marcha los equipos de McIntosh, apago las luces, mirando los válvulas iluminado una a una hasta que la primera melodía llega a mis oídos  y digo  : SI, ASI ES LA VIDA, ASI ES LA MUSICA!

No sé transmitir mis impresiones como los hacen los profesionales de equipos de música, pero estoy muy contento con mi equipo. Para mí ya definitivamente es el HI-END  y no necesitaré preocuparme ya de más  aparatos.  Unicamente disfrutar enamorado de mi colección de discos .

P.C.A.

McInthero ante todo

Hola a  todos .

Me confieso un radical del sonido de McIntosh. He tenido muchos equipos en mis treinta años de afición y con el que realmente he conseguido un sonido de primera ha sido con la firma de New York. Quizá no tenga los mejores graves del mercado, ni la mejor escena sonora, ni los agudos más esmaltados, pero en sonido cálido y próximo no tiene rival.

Mi última incorporación han sido los cables de la firma .  Confieso, igualmente, que he tenido cables mucho más costosos y  a priori desconfiaba de ellos ante su precio tan moderado.

Debo de agradecer al Sr. Francisco de Lyric Audio que me los aconsejó para rematar mi conjunto

Ahora me siento muy cómodo y disfruto de la música cada día más.

Saludos cordiales a todos los blogueros

M.M.T.

Estimados amigos de Lyric .

 Estas son algunas imágenes de mi recién actualizado equipo.

Está claro que falta darle un tiempo para concluir su rodaje pues en el sistema aparece el previo McIntosh  C50 junto con  las dos etapas MC275 todo de no más de dos semanas, no obstante creo que ya puedo aventurar algunas observaciones muy sugerentes respecto a lo que estoy escuchando. 

En primer lugar y esto es muy Evidente para mi ya sé por qué McIntosh no tiene previos de Phono pues el que incorpora este previo C50 resulta arrebatador en términos de precisión tímbrica, detalle y sobre todo espacialidad. Como sabeis, he sido poseedor de un previo de phono de “altos vuelos” y esta era una de mis “preocupaciones”  a la hora de reconfigurar el equipo integrando todo en uno. Bueno pues está claro para mí, afortunadamente la sección de phono de este McIntosh C 50 es como mínimo tan buena como el anterior y que decir tiene que faltan algunas horas de rodaje…En fin que Mc no necesita “Previos de Phono fuera borda” ya que los que incorporan sus previos de línea reúnen todo lo necesario para gobernar con absoluta solvencia platos y cápsulas “fuera de parámetros” ( en mi caso una Clearaudio Goldfinger ) 

La sección de línea es transparente, y especialmente contundente en el control que exhibe en las frecuencias bajas, muy importante para mí pues mis Dynaudio Confidence C4 precisan en este sentido una electrónica de control que les permita expresarse con todo su potencial. En este aspecto se muestra preciso y con la sensación en todo momento de fluidez y dominio de la situación, permitiendo a su vez que los medios y las frecuencias más altas se muestren sin la más mínima exageración y con una naturalidad espectaculares, aquí y este es otro parámetro importante para mí, la precisión tímbrica es en los instrumentos sobre todo en “clásica” cuerdas, pianos vientos etc y también voces honestamente fabulosas. Soy consciente  que todavía lo oiré mejor cuando concluya su rodaje pues también toca hablar de las dos etapas McIntosh MC 275 que acompañan a este Previo,  que son todavía más recientes pero si cabe más sorprendentes en mis primeras impresiones. Bueno aquí más de lo mismo pero es un cambio más radical pues la anterior etapa, negra , grande, poderosa y en pura clase A se antojaba como un adversario formidable para estas dos Mc275 que configuradas en mono proponen unos 150 vatios. La primera sorpresa fue la increíble transparencia y delicadeza en los detalles, muy en la línea de la anterior clase A, pero también y sobre todo el increíble escenario y el férreo control que consiguen con unas cajas como las Dyn C4.

Bueno esto son primeras impresiones pues como ya digo todo está recién puesto y es obvio que faltan algunas horas de vuelo para sacar conclusiones más precisas de lo que ocurre pero las primeras impresiones es lo que cuenta y esto promete mucho más.

Cuando el sistema tenga al menos unas 150 o 200 horas ya os contaré en un escrito más dedicado y riguroso cómo se comporta.

Mientras tanto estoy disfrutando mucho de la música que propone esta marca recién descubierta por mí.

Gracias a Lyric Audio  y  en especial  al Sr, Francisco Gutiérrez por sus acertadas  valoraciones de lo que cualquier sistema de producir música tiene que tener.

Saludos a todos . 

A.M.A.

 McIntosh C1000C+C1000T.

De este previo decir que es el perfecto “director de orquesta”. Trata a la música con detalle y definición, pero respetando absolutamente el contenido enviado por la fuente. Es decir, neutralidad y transparencia se unen de la mano para hacernos disfrutar de la música, y olvidarnos de las máquinas.
La verdad, una auténtica joya.
Saludos 
 E. F.
 

Carta para una gran persona y un gran equipo: LYRIC AUDIO.
 
Después de tan solo 3 días con mi nuevo equipo McIntosh:  Integrado 6600,Cd 301,Dynaudio C1, cables Ocos Ultra, puedo decir que esta casa – McIntosh – es otra cosa.No me esperaba esta dulzura en las voces, estos timbres en instrumentos nobles. La música  fluye sin esfuerzo, dulce, tranquila. En fin, realista es la palabra más acertada aquí no hay fuegos artificiales ni sonidos ensordecedores, todo está en su sitio. Las voces dan la sensación de tridimensionalidad que siempre he buscado, suenan transparentes en un primer plano espacial, completamente separadas de la orquesta en la cual cada instrumento suena en su línea de profundidad altura y situación. Que más puedo decir de McIntosh aparte de que es algo especial, la estética es preciosa negro azul y verde, es un auténtico lujo mirar los vúmetros azules todo un espectáculo para la vista ,se nota que son aparatos de muy alta gama, el tacto de los botones da una sensación de electrónica pura pero con un toque retro, toda una joya para los amantes de la estética y el buen sonido.

 Estas son mis impresiones en tan solo 3 días y con pocas horas de rodaje, dentro de unos meses cuando todo esté ya más suelto os comentaré mis sensaciones.

Por cierto si algún aficionado tiene interés en la marca que no dude en hacerse con un ejemplar del libro sobre McIntosh. Es un libro con la historia de la casa y unas fotos preciosas de la mayor parte de sus modelos.  Un libro hecho con el mismo cariño con el que se hacen estas electrónicas, de lo contrario no podrían tener ese sonido y esta estética: tradición y modernidad a la última en McIntosh.

Por último dar las gracias al equipo de Lyric Audio y en especial a su alma mater,  el Sr. Francisco Gutiérrez

F.Z.A.