McIntosh MC-275 MK V

Anoche me quedé escuchando música con mi apreciada McIntosh MC-275 hasta altas horas de la noche.

Se despertó esa magia que aparece cuando menos lo esperas, la música sonaba dulce, suave, con una transparencia que emociona, detalle y delicadeza en todos los instrumentos.

La MC-275 es una etapa con fuerza y mucho control, dinámica.
En definitiva se disfruta de la música cada vez que la escuchas, siempre termina sorprendiéndote.

Funciona muy bien tanto con previo a transistor o válvula.

Sin duda una Joya pera tener en casa, preciosa al vivo.

R.R.H.


 

McIntosh MC 275

Recientemente he tenido la oportunidad de escuchar la excelente Mcintosh MC 275 MKV

En sus primeros golpes de sonido puedes percibir que estas ante algo muy especial, su sonido es transparente, dulce, fino y muy detallado.

Con una construcción que no deja indiferente a nadie es un lujo contemplarla, las válvulas KT88 son una delicia verlas encendidas.

Sin duda escuchar esta etapa te hace plantearte quedarte con la válvula y dejar el transistor.

He pasado una tarde con sensaciones increíbles y he disfrutado de mis mejores discos.

La MC 275 es una joya para cualquiera que decida tener una amplificación de referencia a válvulas.

 O.L.M


 

McIntosh D 100

Un americano de  “Pata Negra“.

Estaba impaciente por disfrutar de una pieza de la casa de “ Pantalla Azul con Logo Verde “ y  por fin, ya está aquí.

Lo  primero que quiero manifestar es lo perfecto que son estéticamente estos aparatos. Excelente acabado y un tacto exquisito.

En el apartado técnico , y en lo que a las conexiones se refieres, es el no va más : 2 entradas ópticas, 2 coaxiales y 1 USB tipo A-B  para Pc y Apple. Las salidas fijas y variables tanto en XLR como en RCA

Vengo de un buen DAC en su gama , pequeño  y de mucha calidad , pero no compite con el  D 100. Es otra liga, tanto en características como en precio. He conseguido con el PC una frecuencia de muestro de 32 – 192.  Los archivos DSD y otros los dejan para el hermano mayor denominado D 150.

A falta de estar más tiempo con el aparato para sacarle el jugo, quiero resaltar la excelente calidad de sonido que tiene .

Un sonido con mucha profundidad y una gran escena sonora. No sabía de la calidad de mis auriculares Senheiser hasta que no los he “ maridado “ con el D 100.

En definitiva, se trata de un aparato que promete muchas horas de disfrute tanto musical como de investigación tecnológica.

E.C.A.


 

Auriculares de McIntosh

Estimados amigos de este blog,
Desde hace unos días disfruto de unos nuevos auriculares fabricados por McIntosh que felizmente han sido suministrados por los tan queridos Reyes Magos. Debo comentar que la primera impresión ha sido fantástica debido a su espectacular caja y cuidados detalles en los que son embalados.
Con respecto a su sonido tan solo comentar la apertura y transparencia con la que reproduce la música y el alto nivel de detalle con el que se escuchan las diferentes canciones. La mejora con respecto a mis anteriores auriculares ha sido grande siendo esta amplificada cuando estos son conectados a una salida de audio de calidad para auriculares.
Un cordial saludo,
R.M.

 

McIntosh MC 501+ C 2300

Pocas veces, a nuestras edades, podemos volver a experimentar las sensaciones que experimenta un niño la tan especial   ” noche de Reyes ” . Nada más lejos de la realidad esa fue mi experiencia cuando recibí los nuevos componentes que iban a sustituir a mis antiguas electrónicas.

Ilusión, como el niño que desenvuelve sus juguetes, a la vez que nervios, es lo primero que sentí al comenzar el proceso de instalación de mi equipo. Después de ser instalado con sumo detalle, no podía ser menos para tan especial día, descansé orgulloso y feliz por el buen trabajo realizado.

Sin embargo, todavía quedaría lo mejor después del preceptivo rodaje. Que decir al respecto, la verdad es que la música, al igual que los sentimientos, no se escriben sino que se viven y se sienten tal cual una buena copa de vino o una esquisited gastronómica tan proclive en nuestra tierra.

Las palabras a veces hablan por sí solas, del mismo modo que el sonido reflejado por mi preciado equipo, el cual se define en su justa medida como harto especial. Algo que por si sólo tiene una personalidad propia indescriptible en el ambiente que respiramos, al igual que si hablasemos de un Channel nº5.

Desde el primer momento en el que me dispongo a encender mi equipo me quedaría con el reencuentro más íntimo con los sentimientos que me transmiten algunas de las composiciones musicales más célebres jamás creadas. En definitiva, un equipo con identidad propia que respeta los más infimos detalles de cada grabación sin perder en ningún momento la personalidad y el ápice en el sentimiento que cada artista musical desea transmitirnos sin concesiones a las barreras físicas propias de equipos no bien ejecutados, tanto a nivel técnico como estético.

J.J.M.


 

McIntosh MA 6600

 

Extraordinario máquina de hacer música capaz de satisfacer al audiófilo así como al melómano más exigente a partes iguales .  Poderosa y sensitiva. Un diseño  de la prestigiosa firma americana que lidera el mercado del público más exigente :  ” Every market has your leader “.

C.C.A.


McIntosh MA6300

Estimados  amigos de Lyric Audio
Os escribo unas líneas con mis primeras impresiones sobre mi nuevo amplificador integrado McIntosh MA 6300.Llevaba tiempo buscando dar solución a mi dilema, con que amplificador integrado debería de atacar mis nuevos monitores Dynaudio 25th.
Opciones había muchas dentro del presupuesto que me había fijado. Finalmente me decante por un MA6300 el cual sería alimentado por un Linn LP12.Mi primera escucha de sorprendió muy favorablmente . Era ya tarde y debido a la hora, me vi obligado a escuchar a niveles de volumen muy bajos.
Mi sorpresa fue escuchar semejante detalle musical a niveles tan bajos. Nunca habría pensado que sería capaz de ello si tengo en cuenta los monitores que estaba atacando.
Más tarde, ya a volúmenes superiores, el MA6300 se comportaba de la misma manera, una auténtica delicia!Amigos de Lyric , un millón de gracias por vuestros sabios consejos así como al Sr. Manuel  Herraiz de Wagner que tan buen servicio me ha prestado .
Bien deciais que el McIntosh MA6300 era “El Amplificador” que necesitaba para mis apreciadas Dynaudio 25th y que me llenaría de satisfacción.
Pasan los días y no puedo estar más que encantado de la decisión tomada.
Una vez mas mil gracias por vuestra amable atención y excelente servicio.
J.O.C.

 

McIntosh MC 275. Una vez más, “la Reina” que gobierna su reino

Hola a todos .

Después de casi 30 años escuchando música en bastantes – quizás demasiados –  equipos HiFi, sin hallar el definitivo, tengo que admitir y reconocer que he llegado a encontrar lo que estaba buscando. Puedo comentar que he tenido muchos y variopintos equipos siempre de alta calidad .

Hace aproximadamente un año adquirí – con el esfuerzo económico que me supuso – un Integrado de McIntosh el MA 6900: el resultado fué impresionante, todo mejoró, un realismo increíble, una espacialidad sorprendente en donde cada instrumento está ubicado perfectamente, una dinámica portentosa, una precisión tímbrica inimaginable, es decir, me dejó “pasmao”, nunca creí que la musicalidad de un amplificador integrado me iba a embelesar de esa manera. Además tengo que añadir que también me enganchó su aspecto de “tanque musical”, potente, robusto junto a ese diseño típicamente McIntosh y que con  sus famosos “ojitos azules” le confieren una estética muy peculiar que perdura durante el paso de los años.

El McIntosh MA 6900 es soberbio y cualquier persona con afán de escuchar música se encontraría plenamente satisfecho con esta máquina, pero en mi afán de seguir mejorando en el sonido de mi equipo, tuve la suerte de que hablásemos de una etapa de la que nadie hablaba mal y en cambio había un montón de comentarios favorables en todos los medios que habitualmente visitaba. Era una etapa de válvulas muy especial, tanto por su aspecto clásico como por el tiempo que lleva en el mercado: la MC 275 de McIntosh. Mi decisión fué difícil porque no creía que la inversión que iba a hacer (etapa más previo), junto con la pérdida del valor de mi integrado recientemente comprado (y con el que estaba encantado) iba a merecer la pena.

Creo que la decisión que tomé fué la mejor que he tomado nunca en la compra de un equipo de música: el resultado fué la BOMBA !!!, Cuando conecté el previo C46 de McIntosh que según me aconsejaron era el más adecuado a mis gustos musicales y la etapa MC 275 a las cajas (unas Dynaudio Focus 360), me esperaba un cambio importante, tenía la esperanza que la mejoría fuera evidente y que compensaría el esfuerzo económico que había tenido que hacer para comprarlos. Pues bien, la impresión inicial superó todas mis perspectivas, es difícil de describirlo, quedé “pasmao”, maravillado, alelado, embobado, deslumbrado, no sé cual es la palabra más adecuada, pero no podía creerme el aumento de la calidad musical en todos los aspectos con relación al maquinón que es el MA 6900 y eso que llevaban sólo unos minutos funcionando y estaban sin rodar. Creo que a pesar de que, como dije antes, mejoraron todos los parámetros musicales, debo destacar sobre todo el aumento tan brutal que se produjo en la facilidad con que esta combinación previo C46 – etapa MC 275 movía mis cajas, parecían otras, volaban, la música fluía con una facilidad que nunca había oído y que cuanto más tiempo las escuchaba más me gustaban y más ganas tenía de seguir oyéndolas.

Resumiendo, aunque supongo que habrá equipos infinitamente mejores, creo que después de mucho buscar he conseguido encontrar un extraordinario conjunto que considero totalmente  equilibrado y adecuado a mis gustos musicales, con el que me siento totalmente satisfecho y con el que ahora sólo me queda escuchar música y disfrutar de ella como un niño. Debo reconocer que el McIntosh MA 6900 es extraordinario a todas luces pero la inversión realizada, casi el doble de precio ,  para superarlo me ha resultado perfecta.

Finalmente debo agradecer al Sr.Francisco Gutiérrez  su paciencia y entrega diaria durante tantos años. Resulta muy gratificante encontrar en Lyric Audio y su equipo una esmerada atención  a todos los que buscamos asesoraramiento sobre cual sería el mejor equipo que, según su criterio y nuestros gustos musicales, para cada uno de nosotros.

Un saludo cordial a todos

J.J.A.


 

McIntosh C-48

Estimados amigos y seguidores del blog de Lyric Audio:

Hace ya algún tiempo que llevo dándole vueltas a la configuración espacial y acústica que debería tener mi sala de música, así que, asesorado  un excelente profesional y ahora gran amigo así como gran persona J. Molina, le dí unas dimensiones de 5,5×4,5 m. –unos 24/25 m2- y una altura de 2,60 m.

Después llegó el momento llegó el momento de elegir equipo y aquí, además del citado J.Molina , conté desde el primer momento con la ayuda y asesoramiento de J. Francisco. Gutiérrez de Lyric Audio, bien conocido por todos vosotros, poseedor de inmensa paciencia y gran conocedor de los productos que representa, llegando entre todos a la siguiente configuración:

-Giradiscos Clearaudio Champion L-2 SE  /  Brazo SME-309

-Cápsula Clearaudio Maestro

-Etapa McIntosh MC-252

-Preamplificador McIntosh C-48

-Cajas Dynaudio Focus 360

-Cables modulación Atlas Elektra.

-Cables cajas Atlas Ascent  3.5

-Cable modulación giradiscos Clearaudio Sixtream

-Cables red Atlas Eos / Eos HC

En principio, el diseño, acabados, materiales …etc. de todos los componentes del equipo me parecen soberbios, muy robustos, bellos y de gran elegancia clásica.

Bien, tras unos seis meses de funcionamiento, mi experiencia con este equipo, y sin ser experto ni entendido en el tema,  lo primero que me viene a la cabeza es que la música que se escucha es realmente MUSICA –con mayúsculas-. Diría que Música en estado puro.

Sorprende el realismo, espacialidad y equilibrio que es capaz de proporcionar todo el equipo en conjunto . Yo escucho básicamente Jazz y Clásica, pues bien, parece que sabrías localizar espacialmente la posición de los distintos instrumentos, con limpieza y claridad, con total ausencia de ruidos parásitos. Al principio, su funcionamiento podría parecer soso, pero rápidamente se percibe la seriedad y profesionalidad del mismo, capaz de funcionar horas y horas sin acusar cansancio auditivo, antes al contrario, cada vez saca más garra y elegancia, transformando esa sensación de sosez en un torrente de fuerza y precisión musical.

Por su parte, la etapa puede con todo, atacando unas cajas teóricamente pesadas de mover sin despeinarse e inundando de música toda la sala sin artificios o sensacionalismos baratos.

De otro lado, es un placer oir las voces, que adquieren una sedosidad y calor que en nada se echa de menos un equipo a válvulas, resultando arrebatadoras y cercanas.

En resumen, se trata de un equipo de presupuesto contenido y que yo encuentro muy equilibrado y redondo, con el que he vuelto a redescubrir la grata sensación y experiencia de oir música y sólo eso, concentrado en ella y del que estoy TOTALMENTE SASTISFECHO. Los hay mejores –digo yo- y mucho más caros pero, para mí, la elección ha sido completamente acertada .

Desde aquí, todo mi agradecimiento y consideración a los mencionados J. Molina  y  J. Francisco Gutiérrez, sin cuya colaboración y asesoramiento no habría sido posible tal aventura.

Muchas gracias a ambos y,  por extensión, al equipo de Lyric Audio. Ha sido un placer.

Un cordial saludo.

E.G.A.